martes, 15 de julio de 2014

EVO MORALES INVISIBILIZA Y SE BURLA DE DECISIONES DE YUQUIS Y YURAKARÉS

Algunos de los candidatos cochabambinos junto a los representantes indígenas.
José Isategua (al centro) y Florinda Parada (a la derecha)
El Partido Verde de Bolivia ha respondido la decisión orgánica de la CPITCO y ha garantizado la participación de Florinda Parada (pueblo yurakaré) y  José Isategua (pueblo yuqui) como candidatos orgánicos de las TCO yuqui y yurakaré de Cochabamba por la Circunscripción especial.  Esta decisión se da en función a las afinidades ideológicas como el respeto a los derechos indígenas,  la Madre Tierra y la Constitución. La Resistencia digna en defensa de los derechos de los pueblos indígenas continúa.
Cabe recordar que la Central de Pueblos Indígenas del Trópico de Cochabamba (CPITCO), tras una reunión orgánica, decidió postular a Florinda Parada (pueblo yurakaré) y  José Isategua (pueblo yuqui) para representar a los pueblos del Trópico en la Asamblea nacional. El MAS invitó a que se postulen por esa línea política. Sorpresivamente, según fuentes (in)discretas del propio MAS, se cambió los postulantes por un "indígena cocalero procarretera"  por el Tipnis y una "yurakaré citadina" que vive en el Cercado de Cochabamba. Estos nuevos elegidos  habrían sido designados “desde La Paz”. El informante del MAS indicó que  “dirigentes que no son consensuados por el presidente Evo  pueden  estar tomando decisiones propias y no las del  partido”.
Los masistas y Evo Morales olvidaron que existe una Constitución que garantiza la Autonomía indígena y las decisiones adoptadas por sus instancias representativas… Lastimosamente, al gobierno solo le interesa más títeres y aduladores. Los que no comulgan con ese pensamiento no sirven. Lo que no sabía el Gobierno es que la voz de la verdad no será callada nunca!!!

lunes, 14 de julio de 2014

Luis Emilio Ayllon: Soy abiertamente homosexual y candidato a diputado

 TODOS TIENEN DERECHOS!!!
Luis Emilio Ayllon (a la derecha) junto a Fernando Vargas Mosua
Las mujeres y hombres Homosexuales hemos nacido para ser libres y romper los sistemas y modelos machistas, patriarcales, misoginos y homofobicos de la historia Boliviana.

Siempre rebelde, reflexivo y pro derechos incondicionalmente, soy Luis Emilio Ayllon Martinez candidato a primer diputado plurinominal de Oruro por el Partido Verde de Bolivia - Instrumento de la Ecologia Politica, el primer hombre con valor suficiente para declararme abiertamente Homosexual y candidato en este departamento.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil. A los 18 años tuve que dejar de ocultar mi diversa orientación sexual en mi querido Oruro. No tuve otra alternativa, si quería vivir mi vida con honestidad y conforme a mi manera de entender el mundo. Curtido en la causa pro derechos LGBT, como fundador de la primera y única asociación LGBT legalmente establecida de Oruro "Equidad" y co fundador de la Coalicion Boliviana LGBT; Soy el único hombre públicamente Homosexual que he estado siempre aquí.

Siempre me he movido en ambientes de incidencia política pro derechos LGBT, de Mujeres, de Jóvenes, de Personas que Viven con VIH y Trabajadoras y trabajadores Sexuales y he tenido la suerte de vivir mi Homosexualidad con una libertad absoluta. La gente que se ha acercado a mí, siempre ha sabido lo que soy.

A mis 26 años, reconozco que no soy el único candidato a diputado o senador Gay o Lesbiana para este 2014, pero sí soy el único visible por Oruro. Por tanto, no siento soledad y espero lograr alianzas pro derechos en la Asamblea Plurinacional. Siento una gran satisfacción por tener la oportunidad de poner en evidencia que el Poder Lesgislativo de Bolivia es un reflejo de lo que hay en la calle; por supuesto, en la calle hay muchas más personas Homosexuales de los que se ven.

Y para todas y todos soy Luis Emilio su diputado...

MARGOT SORIA SARAVIA: "He entregado hijos a la democracia pero no pido indemnización”

 
Margot Soria junto a jóvenes del Partido Verde

La candidata a la Vicepresidencia por el Partido Verde, Margot Soria, nació  en la zona Gran Poder. Gusta del fútbol, una pasión que nació cuando  iba a los partidos de los obreros para realizar contactos, durante  la dictadura de Hugo  Banzer.
La activista ambiental cuenta que en  ese periodo de facto  perdió a dos hijos, mientras estaba  en gestación. "He entregado hijos a la democracia pero no pido indemnización”, sostiene  Soria,  entre sollozos.
Página Siete conversó con la fundadora del Partido Verde, que  postula junto al candidato a la Presidencia  Fernando Vargas, líder indígena, que se destacó en la marcha por el  TIPNIS.
Soria es doctora en Sociología   y desde hace 20 años es docente de la Universidad Mayor de San Andrés, en la carrera de  Trabajo Social. Cree  que  es momento de que las mujeres tomen un rol protagónico en la política.
¿Puede describir en pocas palabras quién es Margot Soria?
Soy docente universitaria emérita formada en Ciencias Sociales, soy doctora en Sociología y trabajadora social. Vengo 40 años haciendo política, marcada por el respeto a mis principios y a mis convicciones ideológicas.
¿Cómo se define  en términos personales?
Un poco tímida, pese a todo lo que hago; como una líder y sobre todo como una persona que ama mucho a Bolivia. Soy alegre y bastante responsable. Yo cumplo mi palabra, no necesito nada escrito.
¿Cuáles son sus principios y convicciones políticas?
Vengo de la izquierda, soy democrática, pluralista y tengo profundo respeto a los derechos humanos. Luché  contra la dictadura banzerista. Perdí  dos hijos en esta lucha. El primero porque tuve una gestación en clandestinidad, estuve oculta en la iglesia de Vino Tinto, aquí en La Paz. El padre nos daba cobijo a los  izquierdistas. Estuve oculta ahí durante todo mi periodo de gestación y lo único que comía era arroz con huevo.
El segundo bebé lo perdí cuando mi esposo, en aquel entonces, me pidió que me vaya al exilio para cuidar a nuestro hijo; cuando me fui a ocultar a Potosí se plantó la flota y por miedo de que me agarre la Dirección de Operación Política me subí a un carro arenero y cuando llegué, perdí a mi segundo hijo.
Entregué hijos a la democracia pero no pido indemnización ni la quiero porque peleo por convicción del país.
¿Qué hizo mientras estaba oculta en la iglesia de Vino Tinto?
Leía, pensaba y reflexionaba.
¿Qué lecturas recuerda?
Una novela que me dio mucha fuerza para seguir adelante fue  Así se templó el acero, de Ostrovski,  y La madre, de Gorky. Leí a García Márquez, a Mao y a Lenín también. Recuerdo que en la época en que empezamos a pelear contra la dictadura teníamos células y nombres de guerra.
¿Cuál era su nombre de guerra?
Tuve dos nombres: Alejandra y, en otra época, Ana.
Pasemos a  su actual situación política.  ¿Cuándo y cómo se crea el Partido Verde?
El 2007 después de que el 2005 Alan Lipietz, del Partido Verde francés, me invitó a fundar el Partido Verde en Bolivia. En abril de 2007,  tomé el desafío, pensando en que era necesario cambiar las formas de pensar. Y el 16 de julio de ese año constituimos el partido entre cinco personas. Para el 9 de agosto teníamos más de 100 firmas y ahí fue cuando fundamos el partido.
¿Qué es lo que proponen como partido en estas elecciones?
Creo que los políticos tenemos que empezar a pensar en dos cosas: en los ciudadanos  y en lo que como país necesitamos. Eso es una forma de devolverle la ética a la política.
Usted es acompañante de Fernando Vargas, ¿cuándo lo conoció?
Desde la VIII y  IX  marcha indígena. No es una relación de amistad pero sí es una relación de lucha conjunta.
¿Por qué no se postuló  como candidata a la Presidencia?
El año pasado, en congreso, mi partido decidió eso: "Margot Soria, presidenta”. Luego, muchas personas que me conocen y me preguntan  "¿por qué no?”. Cuando quise colocarme en la palestra política y me presenté en algunos debates, nunca tuve  mucha repercusión. Y de ahí venía la reflexión de mis allegados: "lo que pasa es que no te conocen”, me decían por ese entonces.
Sólo los que son conocidos tienen la posibilidad de hacerlo. ¿Qué hacemos con los que no nos conocen? Yo estoy tomando esto como una oportunidad de hacernos conocer, que conozcan al partido.
¿Cuál es la característica política del Partido Verde?
He tomado el desafío de hacer el partido pensando en que hay muchos jóvenes en este país. Pienso que la juventud no tiene en Bolivia un proyecto de vida, ni el Estado le ofrece un proyecto de vida. El joven es invisible para el Estado boliviano. El partido es de los jóvenes.
Del total de candidaturas a diputaciones y senadurías, ¿cuántas serán para jóvenes?
Aproximadamente un 40%  y un rango de edad entre 23 y 29 años.
Se dice que mientras más partidos y frentes existan, se atomizará el voto frente al actual partido de Gobierno para las siguientes elecciones, ¿coincide con esta visión?
Sí, evidentemente puede que haya una atomización del voto. Esto muestra algo que yo había dicho hace menos de un año a la prensa. Dije que la unidad de la oposición nunca iba a darse porque los caudillos de esos partidos difícilmente iban a ceder a sus aspiraciones corporativas y personales.
¿Y por qué su partido es ahora una alternativa?
Queremos ser la alternativa ofreciendo construir políticas de Estado, queremos devolverle la ética a la política.
Queremos defender los recursos naturales e instaurar modelos de desarrollo en el país.
El rol de la mujer fue históricamente importante en Bolivia, sin embargo, no tuvo niveles altos de representatividad, ¿cuál cree que es la situación actual?
Es un gran desafío para la mujer. Las mujeres hemos creído  que "detrás de un gran hombre hay una gran mujer”, y nos hemos conformado con la subordinación. Esto tiene que ser roto por la propia mujer. Hay que decir: "aquí hay una gran mujer que puede aportar al país y lo va a hacer”. Ése es el trabajo que debemos  hacer. Es el gran momento de tomar en nuestras manos el destino del país y el destino de las propias mujeres. 

Fuente: Página Siete, Gabriel Diez Lacunza  / La Paz / 14-07-2014

jueves, 3 de julio de 2014

¿Quiénes son Fernando y Margot?

Fernando Vargas Mosúa, líder del TIPNIS, candidato a la Presidencia de Bolivia; Margot Soria  Saravia, candidata a la Vicepresidencia... Dos personas que nos hacen sentir que Bolivia todavía tiene hombres y mujeres Valientes que NO se venden porque están de lado de los que no tienen Voz...


FERNANDO VARGAS MOSÚA
Fernando Vargas Mosúa nace en la comunidad Paraíso en el TIPNIS. Vive rodeado de ríos, árboles y animales y adquiere un profundo conocimiento y respeto por la cultura y la naturaleza.
Don Fernando junto a su esposa y sus hijos
Trabaja con ganado y animales. Después de salir bachiller, su espíritu inquieto lo lleva a perfeccionarse en cursos de derecho y planificación. Adquiere un diplomado en “Derechos Indígenas y Recursos Hidrocarburíferos” en la reconocida FLACSO en el Ecuador.
El Servicio Nacional de Áreas Protegidas se enriquece con su aporte laboral al ser asesor legal en políticas de gestión.
El Magno Encuentro de Corregidores del TIPNIS lo elige como presidente de la Subcentral TIPNIS (2011 a la fecha) y encabeza la 8va y 9na Marcha. En la Represión de Chaparina, junto a marchistas pacíficos, es agredido y golpeado brutalmente por policías. Fue refugiado en las oficinas de la Subcentral Tipnis en Trinidad después de que el Gobierno de Evo Morales iniciara una persecusión y pretendiera encarcelarlo por defender el TIPNIS.
Fernando Vargas Mosua, golpeado por 9 policías en Chaparina
Detenido en Chaparina
La Comisión Nacional de la CIDOB lo ha designado para ser candidato a la Presidencia y representar los postulados de defensa de la Vida y la Justicia instituidos por las Marchas y la Resistencia en el TIPNIS.


MARGOT SORIA SARAVIA

Margot Soria, desde muy joven, se educa con un espíritu solidario y decide instruirse en Trabajo Social. Profundiza su formación con 2 maestrías (Políticas Sociales; Administración y Gestión de Servicio Sociales) y un doctorado en Sociología. Aplicó sus conocimientos en barrios populares y las minas. Profesora emérita de la UMSA es elegida dos veces directora de Trabajo Social.
Margot junto a su hija
Margot Soria y su apasionamiento por formarse
Luchadora por la Democracia, fue perseguida por los regímenes de Banzer y García Meza. En tales circunstancias, acorralada por la clandestinidad y la mala alimentación, tuvo que enfrentar pérdida de su hijo en su embarazo. 
Columnista de “El Diario”, escribe el libro “Democracia Izquierda Bolivia” y traduce textos de James Petras.

Como una coincidencia profunda, el 9 de agosto de 2014 (Día de los Pueblos Indígenas), funda junto a otros amantes de la Naturaleza, el Partido Verde de Bolivia-Instrumento de Ecología Política (PVB-IEP).

Margot en formación ambiental para niños

Actualmente, es jefa nacional del Partido Verde. Fue elegida candidata a la Vicepresidencia por sus virtudes como líder, profesional, madre y protectora de la Democracia.
 

lunes, 30 de junio de 2014

Llevando la Verdad al Mundo: Evo Morales NO cumple NADA de lo que dice!!!




Hermanas y hermanos en fecha 26 27 y 28 de junio del presente año, el Presidente de la Sub-Central del TIPNIS realizó varias reuniones con el Parlamento Federal Aleman con los señores Peter Weib Presidente del Circulo de trabajo sobre America Latina, Sr. Gere Storjohann Vicepresidente de la Comisión de Peticiones del Parlamento Alemán y la Sra. Sybille Pfeiffer Presidenta del grupo de trabajo Economico y Desarrollo, donde se ha denunciado de todas las violaciones que viene comentiendo el Presidente y Candidato del MAS no solo a los pueblos indígenas, sino a los bolivianos en su conjunto, además se les explicó que don Evo Morales sigue siendo Presidente de las 6 Federaciones del Tropico de Cochabamba donde existe mayor cantidad de coca y que la hoja de coca todo va al narcotráfico y Presidente de Bolivia, se les explicó que todo su discurso en el contexto internacional es totalmente falso, dice ser el defensor de la Madre Tierra, del medio ambiente, de los recursos naturales y defensor de los derechos de los pueblos indígenas, cuando en su propio país no cumple nada de lo que dice en el contexto internacional.

Se le planteado al Vicepresidente de la Comisión de Peticiones de hacerle llegar las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos que hace el Presidente Evo Morales a los bolivianos y al mismo tiempo pedirles que por sus canales correspondiente, puedan incidir para que se pueda frenar las violaciones.

Se ha entregado videos sobre la intervención a la VIII Marcha, el mismo que ha sido remitido a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Alemán.

Han manifestado que una vez tengan la petición de las denuncias sobre las violaciones de Derechos Humanos, será revisado en comisión y por medio de la Embajada haran que se haga presente el Presidente o en su caso un representante para que responda sobre la petición planteada.

VIVA BOLIVIA, VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN!!! 

Fernando Vargas Mosúa

lunes, 23 de junio de 2014

EL FRENTE INDÍGENA DE OPOSICIÓN TOMA FORMA

Fuente: La Prensa - 20/06/2014

Se produjo, inclusive, un acercamiento de una fracción katarista al núcleo.
Las cartas están echadas y es un viaje sin retorno. Mientras Concertación Unidad Demócrata aparece claramente como una opción de centroderecha y el Movimiento Sin Miedo como una alternativa de izquierda democrática, la Plataforma por la Vida copa el espectro de centroizquierda.
Son, hasta ahora, tres opciones opositoras al Movimiento Al Socialismo (MAS) de cara a las elecciones de octubre.
Un frente indígena opositor. La Plataforma por la Vida, que postula la candidatura presidencial de Fernando Vargas, líder de los indígenas del TIPNIS, ha tenido la virtud de atraer detrás suyo a un importante núcleo de organizaciones cívicas, sociales, políticas, campesinas y ecologistas, algunas de las cuales se desprendieron del MAS.
Es el caso de la Central de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), que tiene en Vargas a uno de sus principales representantes y a Adolfo Chávez, quien trata de ser anulado por el oficialismo, que ha creado una entidad paralela y poco representativa.
En las horas precedentes, sumó la adhesión del exsecretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rufo Calle, y delegados de las 20 provincias del departamento de La Paz, mientras se espera aún la incorporación de otros líderes agrarios como Roberto Coraite y Lino Villca, además del exministro de Educación, Félix Patzi.
Este grupo recibió, además, la visita de una institución del katarismo, Constantino Lima Chávez, quien condicionó su incorporación a que se reivindique tal ideología, aunque continúan las negociaciones políticas.
Entretanto, el Partido Verde de Bolivia, sobre el que se sustenta esa alianza política, anunció que entre mañana y el sábado realizará su congreso orgánico departamental en La Paz para ratificar a su mando regional y, simultáneamente, elegir por votación de sus militantes a su candidato presidencial. Se espera la ratificación de Fernando Vargas.
El principal problema de la campaña de este grupo político es el financiamiento.
Convergencia unidad demócrata. Quien no tendrá problemas para financiar su campaña será Convergencia Unidad Demócrata, que reúne al Frente Amplio y al Movimiento Demócrata Social, de Rubén Costas.
Samuel Doria Medina será el candidato presidencial, pues detrás suyo se encolumnan personalidades y organizaciones captadas desde hace varios meses.
Se conoció, inclusive, que la próxima incorporación será la del exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, alejado ya del tronco katarista, que encarna Constantino Lima Chávez.
Cuando los nuevos aliados decidieron que el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, sea presidente de la coalición, mientras que Doria Medina sea el candidato presidencial y Ernesto Suárez Sattori, el vicepresidenciable, encontraron la fórmula salomónica para mantener a todos unidos y en paz, pero habrá que esperar al comportamiento legislativo de todos en caso de una eventual derrota en las urnas, pues Convergencia Nacional, aunque sin un claro liderazgo, poco pudo hacer en la Asamblea en los cinco años precedentes.

Fernando Vargas Mosua, líder del Tipnis brutalmente golpeado en Chaparina

jueves, 12 de junio de 2014

VARGAS MOSÚA: "No hemos entrado en la arena política para solucionar problemas de otros partidos"


Fernando Vargas Mosúa en el diario Página Siete

A continuación compartimos la entrevista a Vargas Mosúa realizada por el diario Página Siete publicado el 8 de junio de 2014.

El líder del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), Fernando Vargas, proclamado  candidato a la Presidencia en las elecciones del 12 de octubre  por el Partido Verde de Bolivia, se propone encabezar una opción de "encuentro y convergencia con el pueblo boliviano”, pero descarta cualquier alianza con otras fuerzas opositoras.
Vargas encabezó sendas marchas en defensa del TIPNIS en 2011 y 2012, para oponerse al proyecto gubernamental de construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el medio del parque nacional. El 25 de septiembre de 2011 fue víctima de una golpiza propinada por policías durante la intervención de la marcha indígena en la zona de Chaparina.
Tras señalar que su candidatura recoge los "postulados” que animaron ambas marchas y que son los mismos que unen a todo el movimiento indígena en defensa de la biodiversidad, el medio ambiente y la Madre Tierra, afirmó que "don Evo Morales nunca ha sido cercano a los pueblos indígenas”.
Página Siete.- Después del fracaso de otras candidaturas de indígenas del oriente, como las de Marcial Fabricano (a la Vicepresidencia) y de Pedro Nuni (a la Gobernación de Beni), ¿cómo es que decidió lanzar su candidatura?
No fue por voluntad personal. Nació de la voluntad del pueblo, de la organización, de la Comisión Nacional de Defensa del TIPNIS, que el 8 y 9 de mayo pasado, haciendo un análisis de fondo de la realidad del país, propuso a mi persona como candidato del movimiento indígena; tomando en cuenta que nuestros derechos a participar políticamente (como pueblos indígenas) están incluidos en la Constitución. La comisión nacional determinó concentrar en mi persona esta expresión de la voluntad del pueblo. Eso me permitió aceptar el reto.
Página Siete.- Usted comentó que cuando le ofrecieron a Marcial Fabricano la candidatura a la Vicepresidencia junto a Miguel Urioste, en 1997, le propuso que no la aceptara y que buscara más bien un espacio en el Parlamento para, desde allí, impulsar la defensa de los derechos indígenas. En su caso, ¿por qué no optó por una diputación o una senaturía?
Hemos sido testigos de cuál es el rol en el que ponen a los representantes de los pueblos indígenas cuando hacen parte de proyectos políticos tradicionales. Lo vimos con Víctor Hugo Cárdenas cuando fue vicepresidente de Goni, y la falta de valoración a su papel en esa circunstancia. Es algo que me ha dolido. Por eso, cuando hubo la propuesta para que Marcial hiciera parte de una fórmula como vicepresidente, pensamos que era mejor optar por un espacio en el Legislativo para desde allí impulsar nuestros derechos. El tema ahora es diferente. Ha pasado mucho desde entonces y es el momento de encarar un desafío y éste es justamente el que se han impuesto los pueblos indígenas de Tierras Bajas. Hay que aceptarlo, tomando en cuenta todos los riesgos. Si no nos desafiamos a nosotros mismos nunca vamos a poder ejercer nuestros derechos.
Página Siete.- ¿Cuál es la propuesta central del programa que plantea su candidatura?
Ahora queremos concentrar todas las propuestas de las organizaciones indígenas. No puedo anticipar nada antes de que se concrete esto con una respuesta de todos ellos. Sin embargo, hemos coincidido en algunos puntos, como que todos buscamos la unidad del pueblo boliviano, todos buscamos la justicia social para todos, recuperar la democracia y el Estado de Derecho. Definimos esa unidad como una política de igualdad y equidad social, en el marco de una economía productiva. También queremos establecer un programa que propugne el respeto al medio ambiente y la naturaleza. Ésos son los puntos esenciales que nos han llevado a aceptar y firmar un acuerdo con el Partido Verde. Una vez consensuado este plan con todos los grupos, lo haremos conocer.
Página Siete.- Habla de unidad, ¿por qué no ha entrado en conversaciones con otras fuerzas políticas de oposición, como Doria Medina, Del Granado o Rubén Costas para enfrentar a Evo Morales?
El tema no es enfrentar a nadie, el tema es que uno no puede unirse con frentes que buscan solamente fortalecer sus intereses personales y partidarios. Cuando hablamos de unidad, el Partido Verde y Fernando Vargas se refieren a una unidad con el pueblo boliviano, ésa es la unidad que buscamos. Hay dos opciones que están en una situación de enfrentamiento: por un lado, el partido del Gobierno, el MAS, y por el otro, los partidos de la oposición. Los dos bandos viven en una permanente polarización. Nosotros no estamos para aumentar esa polarización. Queremos articular al pueblo boliviano, queremos encontrar un punto de convergencia donde nos unamos todos y llevemos adelante una verdadera democracia y un verdadero Estado de Derecho en el marco de la unidad…
Página Siete.- ¿Ustedes buscan un punto de convergencia o una tercera vía entre el MAS y la oposición?
Es un punto de encuentro. El Partido Verde ha planteado desde su aparición que su papel no es  alimentar las diferencias. Éste es un partido joven, que nunca ha estado en una competencia eleccionaria, por lo tanto estamos aquí para buscar la unidad entre el partido y el pueblo boliviano para que, juntos, encontremos solución a los problemas que estamos atravesando como país.
Página Siete.- ¿Con qué grupos o personalidades tienen acuerdos?
Justamente, el acuerdo firmado es con los pueblos del TIPNIS, los pueblos indígenas de Tierras Bajas; la Comisión Política del Conamaq; Poder Regional y Poder Siglo XXI, de Potosí; el grupo Manifiesto de Cochabamba; la Agrupación Ciudadana Juntos por Tarija; el Movimiento por la Libertad y la Democracia, de La Paz, y Campaña de Defensa del TIPNIS. Ésos son los grupos de la plataforma que integra el Partido Verde, instrumento de la ecología política.
Página Siete.- De sus declaraciones se desprende que este frente no va a sostener conversaciones con otras fuerzas que ya han postulado sus candidaturas…
No hemos entrado en la arena política para solucionar problemas de otros partidos, hemos entrado para dar solución al problema de las y los bolivianos y eso nos ha llevado a plantearnos este desafío, que no solamente es de Fernando Vargas, sino del movimiento indígena.
Página Siete.- Usted dice que su propuesta en ningún caso es confrontación, pero ¿cómo encarar una campaña ante una presencia tan poderosa como la del MAS?
Hay que entender dos cosas. Primero, nosotros no estamos para perder el tiempo en confrontarnos con esas acusaciones que se acostumbran y de las que todos estamos cansados. Las peleas internas de todos los partidos, no sólo del oficialismo, no se hacen para ofrecer mejores alternativas al pueblo, sino para copar espacios de poder. No estamos para perder nuestro tiempo viendo qué hizo uno u otro; no queremos comprar la conciencia de nadie. Lo fundamental es buscar una alianza con el pueblo boliviano y restablecer su confianza, sólo así podremos reconstruir el país.
Página Siete.-  Con relación al TIPNIS, el Gobierno ha avanzado un primer tramo de la carretera en la región y parece empeñado en seguir con el proyecto de construcción de esa carretera, ¿cree que vaya a lograrlo?
El Gobierno ha sostenido y ha manifestado que no. Recordemos que el Vicepresidente declaró en Argentina que se habían equivocado. Ahora es un tema que no sólo es del TIPNIS, sino de todos los movimientos indígenas y ecologistas de Bolivia. Es un discurso político. Creo que el Gobierno considera que después de ganar las elecciones puede volver a atacar el proyecto e iniciar su carretera. Quiero manifestar con certeza y firmeza que esa carretera nunca va a atravesar el TIPNIS. Primero porque es un territorio donde viven tres pueblos indígenas (chimanes, yuracarés y mojeños trinitarios), que son parte del Estado y que están conscientes de que al pasar la carretera por medio de su territorio destruirá su ecosistema y permitirá el avasallamiento de cocaleros y la producción de cocaína. Segundo, porque es un parque nacional que es patrimonio de todos los bolivianos e incluso de la humanidad y, por tanto, tenemos la obligación de proteger y defenderlo.
Página Siete. ¿Cuál es el pulso que ha sentido en las comunidades del TIPNIS después de Chaparina y el distanciamiento con el presidente Morales?
Don Evo Morales nunca ha sido cercano a los pueblos indígenas ni al movimiento indígena, mucho menos del TIPNIS. Antes de ser Presidente, como dirigente, y luego como Presidente, ha mostrado que sólo en el discurso es cercano a los pueblos indígenas, especialmente a los del oriente. Está claro que el bienestar y la participación de estos pueblos no es parte de su política; parte de esto es el proyecto de construcción de la carretera que atraviese el parque.

Después de la pateadura que nos dieron en Chaparina, el Gobierno sostuvo que iba a hacer una consulta a los pueblos indígenas, supuestamente preocupado por ver si tenemos servicios básicos, educación y salud, entre otros. Nada ha cambiado ni ha mejorado. Si no hubiéramos hecho las marchas, el Gobierno nunca habría mirado al TIPNIS. Si ahora se preocupa es por las dos marchas.

Bajo el sombrero de cuero
El líder del TIPNIS tiene sangre mojeña, ocho hijos, estudios a nivel técnico y una gran afición a la ganadería. Pero, a sus 50 años, es ante todo el abanderado de una vieja causa: la defensa de los derechos de los pueblos indígenas del oriente. Su imagen, bajo el sombrero de cuero, es un ícono de las marchas de 2011 y 2012.
Nació el 2 de abril de 1964 en una propiedad de su padre, El Paraíso, hoy convertida en comunidad. Estudió hasta octavo en Gundonovia, en el norte del TIPNIS, y después se trasladó a Trinidad, donde sacó el bachillerato. "Recuerdo a la profesora Cruz, que era hija de uno de los hacendados de la comunidad donde crecí y fui a la escuela; ella era muy severa y a chicotazos no prohibía hablar en idioma nativo”, cuenta al aceptar que entiende pero no habla el mojeño trinitario.
Ya bachiller se dedicó a  la ganadería, rememoró en una entrevista difundida por la Fundación Tierra. Sus padres, de quienes aprendió el oficio, llegaron a tener más de 600 cabezas de ganado. En 1982 dejó su hogar y se fue a Santa Cruz, donde hizo el servicio militar y trabajó de obrero y zafrero. Seis años después regresó a Beni, cuando sus padres lo creían muerto.
"Fui como el hijo pródigo de la familia”, recordó. Volvió casado y su padre le compró una propiedad en El Paraíso, en 1989, pero apareció otro supuesto dueño con un título que le otorgaba derechos sobre cuatro comunidades y la tierra que le regaló su padre. Vargas le inició una demanda y cree que, en venganza, el terrateniente ordenó matar a uno de sus sobrinos de seis años.
Dejó la propiedad pero insistió en la demanda. Para ello pidió ayuda a la Iglesia Católica, que le dio un empleo como promotor jurídico. No le pagaban, pero aprendió un nuevo oficio y como tal hizo trabajos de saneamiento y titulación de tierras. "También tenía mi ganadito, pero tras una inundación, en 1991, perdí todas las cabezas”. El golpe fue duro y no sabía qué hacer. Fue cuando inició su relación con la dirigencia indígena.
Fuente: Página Siete, domingo, 08 de junio de 2014