martes, 25 de enero de 2011

Apoyo de Norberto Ovando: OTRO GOLPE A LA AMAZONÍA

Por Prof. Norberto Ovando *

El Presidente de Bolivia Evo Morales se ha constituido en el principal defensor de los derechos de los pueblos indígenas y de la Madre Tierra, promoviendo la Conferencia Mundial de Pueblos sobre Cambio Climático y los derechos de la Madre Tierra. Unos meses más tarde se abrazó con el presidente brasileño Inazio Lula Da Silva en la exuberante y amazónica población de Villa Tunari para sellar la construcción de la carretera Villa Tunari a San Ignacio de Moxos, que dividirá en dos al Territorio indígena y al Parque Nacional Isiboro Sécure-TIPNIS.

El territorio
Por decreto supremo 22610 del 24 de septiembre de 1990, el Parque fue declarado territorio ancestral de los pueblos Mojeño, Yuracaré y Chimán, rebautizado como Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).
El TIPNIS se encuentra ubicado en una zona de alta diversidad biológica, que según los estudios realizados por Marco O. Ribera, existen 19 formaciones vegetales, con una alta diversidad de ambientes y un número importantísimo de especies.
Ocupa una superficie aproximada de1millón 96 mil hectáreas y el 70% de la superficie es área boscosa con recursos maderables de alto valor.
Referente a su fauna, la posición biogeográfica de transición y encuentro entre los Andes tropicales y la llanura amazónica que ocupa el TIPNIS genera una abundante diversidad de hábitats y especies.
Según fuente del SERNAP, once especies se encuentran en la categoría en peligro o vulnerables según el libro Rojo de la UICN, destacándose el Jaguar o Yaguareté (Panthera onca), Ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus) y la Nutria gigante (Pteronura brasiliensis).

Algunos intereses
La región del Chapare es una de las zonas productoras de hoja de coca; la implementación de la carretera como muchas seguramente, incentivara la colonización espontánea de estas áreas y por consiguiente la ampliación de cultivos de coca, ya que el gobierno de Evo Morales lo que esta proponiendo es ampliar el cupo legal de producción de hoja de coca en Bolivia.
Brasil costeará el 80% de los 415 millones de dólares del proyecto, esta vía de 306 km acercará al paí¬s a los mercados del Pacífico para hacer más competitivas sus exportaciones de agrocombustibles y soja.

Rechazo de los Pueblos Indígenas

El TIPNIS es un territorio emblemático donde se dieron los primeros pasos hacia la Asamblea Constituyente y la histórica Constitución Política que reconoce por primera vez los derechos y las formas de vida de los pueblos indígenas y originarios. También fue el primer “territorio indígena autónomo” declarado por los pueblos Chiman, Yuracaré y Mojeño-Trinitario.

Siguiendo la política de defensa de los derechos de la Madre Tierra, en concordancia con la declaración de Tiquipaya y en defensa de nuestros derechos, como pueblos indígenas establecidos por el Convenio 169 y la Declaración de las Naciones Unidas, recogidos en el texto constitucional y que son vinculantes para el Estado Plurinacional de Bolivia.

Ante la posibilidad de sufrir un etnocidio, las comunidades que habitan estos territorios rechazan contundente e innegociablemente la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos como cualquier otro trazo carretero que afecte su territorio, llamada “la casa grande”. Le exigen al Gobierno del Estado Plurinacional y los gobiernos del mundo, que sean consecuentes y coherente con los derechos de la Madre Tierra y los Pueblos Indígenas.

Conclusión

En menos de una década desaparecerán muchas comunidades aborígenes y se verán obligados a migrar debido a la expansión de la coca, que junto a la deforestación también amenazan la biodiversidad en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“Cuando lo hacen los demás, está mal; pero cuando lo hago yo, está justificado” Autor político anónimo

* Vicepresidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN - Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la UICN. Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP -

2 comentarios:

  1. Basta de devastar la Selva , es de todos, NO es privada, queremos un gobierno que coserve,NO que destruya.

    Juan de Dios Fliberto

    ResponderEliminar
  2. Mala política ambiental la que aplica el gobierno de Evo Morales. Debe conservar la biodiversidad y no permitir explotaciones hidrocarburíferas en áreas protegidas. Está dejando que el tráfico de fauna avance en manos de los chinos instalados.
    Marcela Burlaste

    ResponderEliminar